viernes, 29 de noviembre de 2013

Tiramisú

Yo no conozco postre más bueno que el tiramisú. Es una opinión personal. Que me disculpen los que no piensan como yo. Este dulce italiano, que literalmente significa "anímame" (nunca una comida hizo tanto honor a su nombre) es originario de la región del Véneto, en el noreste de Italia.


Ingredientes (para 8 o 10 personas):

  • 500 grms. de queso Mascarpone
  • 250 ml. de café expreso
  • 5 yemas de huevo
  • 3 claras de huevo
  • 150 grms. de azúcar
  • cacao en polvo
  • 1 paquete de bizcochos de soletilla
  • una copa de Pedro Ximénez (opcional)


Primero vamos a hacer el café para que lo podamos enfriar un rato en la nevera. Si lo echamos caliente podemos arruinar el tiramisú. Los que tengáis cafetera Nespresso y la modalidad de café Vanilio, hacedlo. Si no, no pasa nada. Podéis incluso aromatizar la mezcla con un poco de esencia de vainilla.

Mezclamos las yemas con el azúcar y batimos fuerte para blanquearlas. Añadimos el queso mascarpone y seguimos batiendo. Si queremos aromatizar, añadimos el Pedro Ximénez. ¡OJO! Si el postre lo van a tomar los niños, absteneos. Una cosa es que se pongan nerviosos por el café y otra es que, además, pillen un pedo con el alcohol.

Ahora montamos las claras a punto de nieve y las añadimos a la crema de Mascarpone y huevo ¡MOVIENDO CON SUAVIDAD PARA QUE NO SE BAJEN!. 

En una fuente grande ponemos una capa de bizcochos mojados en café y otra de crema, alternando hasta que nos quedemos sin bizcochos. La última capa será de crema y la remataremos con cacao en polvo.

Dejamos la fuente en la nevera durante un par de horas o tres para que esté bien frío y se compacte.

Sugerencia: podéis añadir cacao en polvo a la crema para hacer un tiramisú de chocolate, e incluso dividir la crema en dos partes: una blanca y otra de cacao.

jueves, 7 de noviembre de 2013

Pollo guisado con verduras

Me encantan los guisos de verdura cuando empieza a hacer frío, y aunque este año el verano se está alargando, ya se nota la bajada de temperaturas. ¡Bien!

Y a mi el frío a anima a hacer platos de esos que reconfortan el cuerpo y el alma...






Ingredientes para 8:
  • 8 contramuslos de pollo
  • un puñado de pasas
  • 3 zanahorias
  • 6 tallos de apio
  • 1 puerro
  • 1/2 bulbo de apio
  • 1 litro de agua o de caldo
  • sal y pimienta
  • una cucharadita de semillas de comino
  • aceite de oliva virgen extra

En una cazuela ponemos un chorro de aceite y pochamos el puerro bien picado junto con el comino. Pasados 10 minutos, añadimos los contramuslos de pollo, sin piel, y los doramos bien. Una vez hecho esto, echamos las zanahorias cortadas en rodajas, los tallos de apio, las pasas y el bulbo de apio troceado. Rehogamos durante cinco minutos, añadimos sal y pimienta y lo cubrimos con el líquido elegido (agua o caldo).

Cuando arranque el hervor, tapamos la olla y lo dejamos cocer a fuego medio-bajo hasta que el pollo esté tierno. Con esto me refiero a que la carne se despegue del hueso, que sucederá a la hora u hora y media. Ese es el punto que a mi me gusta. 

Como veis no es complicado de hacer y no tenéis que estar pendientes del guiso. Yo uso para este tipo de platos mi cocotte, que mantiene todo el sabor y el aroma. Todo el mundo debería tener una cocotte. Este es mi consejo de hoy.

martes, 5 de noviembre de 2013

Judiones con castañas

Ya ha llegado mi época favorita en cuanto a gastronomía se refiere: el otoño.

Y andaba yo hablando con un amigo sobre platos antiguos de verdad, y salió éste a relucir.



Ingredientes para 8:
  • 500 grms de judiones
  • 250 grms de castañas frescas
  • 1 cebolla
  • 2 hojas de laurel
  • 2 ramas de canela
  • una pizca de comino
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal

Tenéis que poner los judiones a remojo la noche antes. Más de un potaje se ha cambiado por pasta con tomate por culpa de un olvido como éste.

Desechamos el agua de remojo y ponemos los judiones en una olla, cubriéndolas de agua hasta un par de dedos por encima. Ponemos la olla a fuego alto. Mientras levanta el hervor, echamos las hojas de laurel, la canela, el comino y la cebolla pelada y entera. Añadimos dos puñados de sal.

A medida que hierva el agua, tendremos que quitar la espuma que se va formando, y que son impurezas que no nos interesa que se queden en el guiso. Una vez limpia el agua, echamos un chorro de aceite de oliva.

Llega el momento de "asustar" a los judiones. Echamos un poco de agua fría dentro de la olla. Veremos que se corta el hervor de repente. Esto hace que la legumbre quede más tersa y que no se nos rompan tanto. Seguimos con el guiso a fuego medio. Que no hierva a borbotones. Así tienen que estar entre 2 horas y 2 horas y media. Si las hacéis en olla rápida, después del "susto" tenéis que tapar y cocer durante 40 minutos desde la salida del vapor.

Mientras los judiones se cuecen, tenemos que pelar las castañas. Al ser frescas no tenemos que hidratarlas antes, pero tenemos que pelarlas. La manera más rápida es haciéndoles un pequeño corte y poniéndolas 30 segundos en el microondas. ¡Cuidado que queman! 

Cuando veamos que las fabes están casi tiernas (probadlas), añadimos a la olla las castañas peladas. Seguimos cociendo a fuego medio durante 20 minutos. Para conseguir cremosidad, sacad unos cuantos judiones, la cebolla y un poco de caldo y batidlos bien. Luego, echad esa pasta a la olla y removed con cuidado.

Ideal para tomar calentito un día de frío y lluvia...

Imprimir receta

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...