miércoles, 22 de mayo de 2013

Ensalada de atún y sandía

Aprovechando la temporada de atún de almadraba, compré el otro día un trozo ideal para tomar crudo. Sin hebras, rojo y limpio. Y probé a hacer esta especie de ensalada de atún y sandía. La combinación es muy rica. Por un lado la grasa del atún, y por otro, la frescura de la sandía. Y el toque picante de los brotes de rabanitos.

Ingredientes para 4:

  • 250 grms. de atún (especificadle al pescadero que lo vais a tomar crudo)
  • un buen trozo de sandía
  • brotes de rabanitos (podéis usar otro tipo)
  • 1 vaso de salsa de soja
  • 1 vaso de agua
  • 1 mandarina
  • 1/2 pomelo
  • 1/2 limón
  • sal Maldon
  • aceite de oliva virgen extra
  • aceite de sésamo

Cortamos el atún y la sandía en dados de aproximadamente 1 cm. La idea es tomarlos de un sólo bocado, sin riesgos de atragantamiento.

Mezclamos la salsa de soja con el zumo de los tres cítricos, que simularán el zumo de yuzu*, y con el agua. Metemos los trozos de atún y sandía en esta salsa y lo maceramos en la nevera durante 24 horas.

Aliñamos los brotes con aceite de oliva, sal. Colocamos los dados bien escurridos sobre los brotes y añadimos unas gotas de aceite de sésamo.

Listo.

* El yuzu es una fruta de la familia de los cítricos, originaria de Asia (China y Japón).

miércoles, 8 de mayo de 2013

Arroz negro con langostinos y chocos

¡Qué me gusta el arroz! Es uno de mis platos favoritos, tanto para hacerlo como para comerlo. Creo que después de tantos años cocinándolo, le he pillado el punto (aunque para mi mujer nunca estará suficientemente caldoso; cuestión de gustos).

Para este arroz, y dependiendo de lo mañosos que seáis, podéis usar un choco limpio y una bolsa de tinta de calamar o bien un choco "sucio" y limpiarlo y extraerle la bolsa de tinta. Lo dejo a vuestra elección. Yo lo explico desde el punto de vista del que no se quiere manchar, pero que conste que a mi me gusta mucho limpiar cefalópodos.







Ingredientes para 4:

  • 400 grms. de arroz bomba
  • 1/2 kilo de langostinos
  • 1 choco limpio
  • 1 bolsa de tinta de calamar
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 1 tomate maduro
  • 2 dientes de ajo
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal y pimienta
  • 1/2 vaso de vino blanco (p.e.: Manzanilla de Sanlúcar)
  • 1 litro de agua para hacer el caldo

Lo primero que vamos a hacer es pelar los langostinos y preparar el caldo. Las cabezas y las cáscaras las echamos en una olla y reservamos los cuerpos en el frigorífico.

Añadimos 1 litro de agua a la olla donde tenemos las cabezas de los langostinos y ponemos al fuego. Cuando empiece a hervir, machacamos el contenido de la olla con el mazo de un mortero para que las cabezas suelten todo su juguito. Dejamos cocer 10 minutos a fuego medio, tapamos y reservamos.

Borboteando a todo tren
En una cazuela o paella, echamos un buen chorro de aceite de oliva y ponemos a calentar. Cortamos la cebolla en cubitos pequeños y los dientes de ajo en láminas finas. Incorporamos al aceite caliente y doramos unos minutos. Cortamos los pimientos en trozos pequeños y añadimos al sofrito. Para añadir el tomate, yo lo corto por la mitad y rallo la pulpa con un rallador. Sofreímos durante 15 minutos.

Añadimos el vino blanco y evaporamos. Echamos el contenido de la bolsita de tinta. Incorporamos el arroz y dejamos que se empape un poco. Echamos también el choco, cortado en tiras no muy grandes.

Echamos el caldo que teníamos preparado, colándolo para que no nos caigan restos incómodos del fumet. Dejamos cocer durante 20 minutos, no sin antes añadir un poco de sal y pimienta. Si veis que se os queda un poco seco, añadid más agua.

Justo antes de terminar el arroz incorporamos los langostinos. Removemos y apartamos del fuego. El calor residual terminará de hacer los langostinos.

Imprimir receta

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...