jueves, 30 de junio de 2011

Sardinas en escabeche

Para esta receta se pueden usar sardinas, caballas, boquerones, júreles u otro pescado azul. Realmente la receta es la confección del escabeche para conservar pescado.

  • Sardinas (la cantidad, a juicio personal. ½ kilo está bien)
  • 2 cebollas
  • 1 puerro
  • 3 o 4 zanahorias
  • 1 cabeza de ajo
  • 2 cucharadas de pimentón
  • Aceite, vinagre, sal, laurel, romero, comino y tomillo

Limpiar las sardinas de escamas y tripas. Cortar las cabezas y reservar.

Pochar la cebolla en una cazuela amplia con aceite de oliva. Cuando la cebolla esté transparente, añadir el puerro cortado a rodajas y la zanahoria, también a rodajas o en tiras finas.

Cortar la cabeza de ajo por la mitad, en sentido paralelo a la base y añadir al guiso.

Cocer hasta que la zanahoria esté tierna. Añadir 2 cucharadas de pimentón y el vinagre (abundante).

Colocar las sardinas en la cazuela, cubriendo con las verduras y la salsa. Añadir la sal, el laurel, el tomillo, el romero y el comino.

Cocinar de cinco a diez minutos (hasta que el pescado esté en su punto).

Al final, recuperar la media cabeza de ajo (la parte inferior) y hacerla puré. Añadir de nuevo a la cazuela y echar otro chorro de vinagre.

Sugerencias:

Cuando esté frio, separar los lomos de las sardinas y limpiar de espinas si lo que se quiere es conservar en el escabeche. Para ello basta con colar el caldo y añadirlo al pescado.

Las verduras escurridas y salteadas ya constituyen una guarnición muy buena para el pescado.

miércoles, 29 de junio de 2011

Paté de morena

Lo bueno que tiene ir a Aponiente (el restaurante de Ángel León en el Puerto de Santa María) es que además de alimentar el cuerpo se alimenta el cerebro. Es decir, que se le aceleran a uno las neuronas y se piensa en cosas que uno no pensaría si estuviese, por ejemplo, leyendo el diario.

De la charla que tuvimos mi mujer y yo el otro día viendo y saboreando los platos del menú degustación, sacamos esta idea basada en la archiconocida receta del paté de cabracho.

Ingredientes:
  • 1 kilo de morena
  • 1/2 litro de nata para cocinar
  • 5 huevos
  • sal y pimienta
Cuando compréis la morena, decid en la pescadería que os la corten en trozos. La morena se cuece en agua hirviendo con sal  y una hoja de laurel, con la piel y todo, hasta que la carne esté tierna (unos 15 minutos).
Luego toca limpiarla de piel, que saldrá sin problemas, y de espinas. Procurad quitarle todas ellas para que no tengamos encuentros desagradables a la hora de comer. Haced esto en caliente, ya que os resultará mucho más fácil. Al final os quedarán unos 300 o 350 gramos de carne limpia.

En un robot de cocina o batidora, mezclad todos los ingredientes hasta que quede fino.

Echad la mezcla en un molde de esos rectangulares para plum-cakes, y ponedlo en el horno al baño maría durante 1 hora y media, a 110º. Comprobad con un palillo de madera. Debe tener la consistencia de un flan.

Y todo esto viene de la idea de hacer un plato de morena que no sepa a adobo, que es lo más típico aquí en Cádiz.

domingo, 26 de junio de 2011

Salmorejo de espárragos con mayonesa

Esta es una revisión de una de las primeras recetas del blog. La del salmorejo de espárragos. Pero esta versión lleva un poco de mayonesa para que le dé ese punto característico.

Os hace falta:

  • 1 bote grande de espárragos blancos
  • medio diente de ajo
  • 2 cucharadas de mayonesa
  • aceite
  • sal
  • vinagre
  • pan del día anterior
En la batidora mezclamos los espárragos, el ajo, el pan desmenuzado, un poco de agua de la conserva de espárragos y la mayonesa.
Añadimos la sal, el vinagre y el aceite, este último poco a poco para que emulsione con el resto de los  ingredientes.
Dependiendo de la cantidad de pan y/o agua, obtendremos una mezcla más o menos espesa. Esto lo dejo a gusto de cada uno.
Sólo queda enfriar bien y servir.

Sencillo y la mar de fresquito para los calores que se avecinan.

martes, 21 de junio de 2011

Jamie's Italian

Lo prometido es deuda.


Os dije que comentaría mi visita al restaurante de Jamie Oliver, "Jamie's Italian", de los cuales hay 18 en el Reino Unido, otro en Sydney y otro más en Dubai. Nosotros estuvimos en el de Canary Wharf.
Y como una imagen vale más que mil palabras, ahí os dejo una muestra de lo que pedimos. Más abajo expondré los pros y los contras (que alguno tiene)...

Bruschetta de mozarella y tomates asados

Ensalada de tomates y mozarella baby

Gigli primavera (pasta y verduras asadas)

Lingüinis con gambas

Spaghetti alla bolognesa

Risotto con trufa blanca

Y ahora vamos con los comentarios:

La decoración del local es de estilo rústico italiano, como viene siendo habitual en la forma de cocinar de Jamie.
La comida, muy casera (el risotto estaba fantástico).
A los niños, para que elijan su menú, les dan unos prismáticos como esos que venden de recuerdo en las ciudades turísticas con imágenes de los monumentos, pero en este caso con fotos de los menús. Sólo haría falta que incluyesen el nombre del plato, que uno tiene miopía y le cuesta trabajo enfocar.
De precio, bien. Ni caro ni barato.


Sin embargo....

La mesa estaba muy poco iluminada. Casi no se veían los diferentes ingredientes de los platos.
La música (para mi gusto, lo peor) era el equivalente a los 40 Principales o la MTV, puesta a un volúmen inadecuado. Yo hubiese preferido algo más suave (de tono y de estilo)

Y lo que más coraje me dió (culpa mía) es que esa misma mañana, en una librería gastronómica de Portobello , me compré el libro Jamie's 30 minute meals a un precio de 26 libras. En el restaurante lo vendían a 15 libras... :(

lunes, 13 de junio de 2011

Curry de calabaza y coliflor

Esta es una receta muy resultona y fácil de hacer, extraída del libro "Jamie's 30-minute meals"

Para 8 personas

2 cebollas
1/2 calabaza del tipo cacahuete
1 coliflor pequeña
1 bote de garbanzos cocidos
2 cucharadas de curry
4 dientes de ajo
perejil
1/2 litro de agua
aceite, sal y pimienta
1 yogur griego

Preparación:

En una cazuela grande, ponemos aceite a calentar y sofreímos la cebolla picada hasta que tome un poco de color. Añadimos un poco de agua y dejamos cocer.
Cortamos la media calabaza en vertical, luego cada parte otra vez en vertical y luego otra vez más, de forma que nos queden una especie de triángulos de calabaza. Añadimos a la cazuela.
Troceamos la coliflor y la añadimos también. Hacemos lo mismo con los dientes de ajo troceados. Nos hará falta echar el resto del agua. Dejamos cocer.
Cuando notemos que las verduras empiezan a ponerse tiernas, añadimos el perejil picado, los garbanzos y las cucharadas de curry. Salpimentamos y terminamos de cocer.

Servimos el curry en el plato con una cucharada generosa de yogur.

Imprimir receta

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...